Five Foot Two: el nuevo documental de Netflix sobre Lady Gaga

Son las 9 de la mañana y yo no he dormido nada así que mientras desayuno qué mejor que ponerme el nuevo documental sobre Lady Gaga que se ha estrenado en Netflix a la vez en todos los netflixes del mundo mundial. Según nos cuenta nuestra gran ídola en su cuenta de instagram, ha esperado a ver el resultado final con nosotras y yo creo que se ha quedado un poco traspuesta, un poco como estoy yo ahora mismo después de haberlo visto.

Five Foot Two: La verdadera Lady Gaga

Ni tú ni yo ni Chris Moukarbel, el director del documental, conoce a la verdadera Lady Gaga, pero bien es cierto que en una hora y 40 minutos he podido conocer más a Stefani Joanne y, una poquita, verme reflejada en sus sensaciones y emociones (si es que no puedo parar de ser diva). En el momento de la grabación, Lady Gaga acababa de separarse de su prometido Taylor Kinney, está ultimando los detalles de su último disco Joanne y también preparando su espectáculo para la Super Bowl 2017. Vamos, que la tía está un poco busy y estresada y rodeada de gente cuando in real life cualquiera estaría comiendo helado con legañas hasta los pies y viendo capítulos muy muy antiguos de F.R.I.E.N.D.S. rodeada de gatitos y perretes. Pero ella está ahí, dándolo todo aunque tenga unos dolores musculares infernales que la hacen llorar y querer morirse y sí, yo he llorado viéndola porque no soporto el dolor ajeno, es Lady Gaga, bitch.

¿Lo mejor del documental? Sus reflexiones acerca de su trayectoria y cómo ha pasado de emperifollarse al máximo para sus performances a sentir en estos momentos la necesidad de salir como es ella porque sí, es cierto, Joanne es un álbum muy personal. Sólo hay que ver cómo reaccionan su padre y su abuela al escuchar la canción Joanne, dedicada a su tía, la hermana de su padre, que murió con 19 años a causa del lupus y cuya muerte marcó de manera altamente religiosa a toda su familia, hasta el punto de que yo creo (porque tengo drama-blood italiano corriendo por mis venas como ella) que Lady Gaga cree verdaderamente que hay algo del espíritu de Joanne en su interior que se manifiesta y existe en el plano terrenal gracias a ella *momentobrujimisperdones*.

Aún así, también vemos a una chica pasando de las típicas inseguridades de los 20 en los que no se sabe si se es lo suficientemente guapa y espectacular, intentando cubrir sus carencias con artificios y descubriendo que a la vez los artificios molan y que cuanto más cuadro vayas mejor te lo pasas porque al final descubres que lo único que importa es que estás tú frente al espejo con kilos y kilos de toallitas desmaquillantes antes de acostarte y sí, sólo a ese reflejo es a quien vas a tener que rendirle cuentas.  Lady Gaga es tan moni que se preocupa por quienes la amaban por ser una muy inteligente excéntrica y ahora la encuentran vestida con unos shorts y una camiseta básica del h&m medio rota, que es, por lo visto, su outfit diario -y el tuyo, probablemente-.

En definitiva, es un documental llenito de emociones y preguntas, que nos hace querer un poquito más si cabe a nuestra Lady Gaga, que recientemente ha tenido que posponer su gira europea la 2018 a causa de sus problemas de salud, los mismos que en el momento de la grabación del documental parecen simples achaques del oficio y que ahora se presentan como algo más serio. Esperemos que reciba todo el amor y cariño de su familia y sus fans quienes verdaderamente le dan las fuerzas para afrontar esta enfermedad, actuando como si nada pasara en su cuerpo. Porque es fuerte y dedicada y la queremos sana y feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *