Voy a leer 1 libro al día durante 7 días. Día 5

¿Llevo 5 días seguidos leyendo un libro al día?

Llevo 5 días seguidos leyendo un libro al día

Y esto me está dando tantas alegrías que no sé por dónde empezar. Me explico: yo empecé este “challenge” de una manera un poco improvisada por instagram stories, sin pensar en qué libros iba a leer, ni por dónde tirar. Creo que lo mejor que me ha traído esta improvisación muy típica de mí (y que me ha dado alguna que otra angustia vital al más puro estilo humor amarillo) es que he ido leyendo un poco movida por la recomendación de quienes me conocen y saben qué me puede gustar pero también por el feeling que me han dado algunos libros de los que no había oído hablar y que tenían muy buena pinta buscando por interneK. El siguiente libro es uno de ellos: ha sido verlo, fliparlo con la sinopsis y comprarlo. La mejor decisión del día de hoy con diferencia.

Mi estado emocional ahora mismo.

Día 5. La secta de la tierra plana – Óscar Alarcia Mena. 2017. Libritos Jenkins. 206 páginas.

Antes de empezar, debo deciros una cosa que quizá no sabéis: coexistimos con gente que sigue pensando que la Tierra es plana. Bueno, no es que lo sigan pensando como si llevasen millones de años vivos, es que como que lo han vuelto a poner de moda. Digamos que ahora mismo el mundo se divide entre sincebollistas vs. cebollistas, y terraplanistas vs. terraglobistas. Ya, es que ya sólo con esto me da toda la emoción.

Yo en cuanto leí la sinopsis en Amazon.

¿En qué creen los terraplanistas?

Básicamente, los terraplanistas creen que la tierra es plana (por eso se llama plan-eta, que no te enteras, ¡esclavo del sistema!), concretamente como si fuese un disco redondo y plano. Quiero aclarar desde un principio que mis favoritos son los tierra huequistas, que piensan que la tierra está hueca por dentro y por ahí pululan multitud de personajes ilustres de la historia de la conspiración. Siguiendo con los terraplanistas, por lo visto tenemos un techo encima que nos separa de la nada (porque en el resto del universo no hay nada) y que la luna y el sol son más o menos del mismo tamaño y van haciendo sus circuitos para ir iluminándonos. ¿Y los eclipses? Que te lo expliquen porque yo todavía no lo he pillado. ¿Y qué hay debajo de la Tierra? Pues hay muchas teorías al respecto. ¿Y por qué llevamos toda la vida pensando que es redonda? Porque a la NASA que es el mal, le interesa que estemos desinformados DESPIERTA. ¿Y qué hay en los confines? Pues en los confines está la Antártida, que es una zona del planeta donde ocurre toda la magia de la conspiración gubernamental y además hay unos muros que no se pueden traspasar (como el muro de GOT) porque te matan REAL. A ver, es que si lo piensas es muy guay. En esta cita se entiende un poco mejor el grado de fanatismo un poco adorable y un poco peligroso:

…la bóveda cristalina que está ahí arriba y que las élites nos ocultan, no solo gira en torno a un eje, sino que al mismo tiempo se va desplazando de un lado al otro de la Tierra Plana. Cuando es de noche en una zona, la bóveda se dirige hacia allí, y cuando es de día vuelve a moverse sin que la veamos. Una vez, asistí a otro debate en el que un converso español respondía a otro converso argentino de una manera muy diáfana, en un foro de Facebook, a su pregunta: <?Por qué yo no puedo ver la Estrella Polar?>>. <<Pues porque donde tú vives es de día ahora.>>. Caso cerrado.

Venga ahora en serio

Pues sí. En este maravilloso ensayo el autor repasa la Teoría de la Tierra Plana a lo largo de la Historia con todo lujo de detalles y referencias interesantísimas. Básicamente, el tierraplanismo es un chicle que lleva pegado a la suela de la Historia toda la vida y va pegándose, estirándose y volviéndose a contraer conforme el paso de los siglos. Curiosamente, ahora mismo estamos viviendo un nuevo resurgimiento del fenómeno tierraplaner, enlazado con un sinfín de ideologías muy oscuras que están relacionadas con cosas tan aparentemente aleatorias como la victoria de Trump. En serio, es que estoy en shock. La Teoría de la Tierra Plana consigue aunar absolutamente todas las teorías de la conspiración más míticas (bueno, excepto lo de los extraterrestres, que ahí es donde me han perdido a mí, que a mitad del libro estaba all in) y para explicarlo, Óscar Alarcia incluye un concepto que me parece muy muy muy revelador de este nuestro mundo: el sincromisticismo.

Sincromisticismo: la transmisión instantánea de filosofías y creencias que transforman a velocidad de vértido la opinión generalizada: manipulando los arquetipos jungianos adoptados por la mente-colmena. Todo un fenómeno post-moderno.

Y es que a ver, dime tú si el sincromisticismo no es cualquier hilo de Twitter si lo piensas. A golpe de memes, se refuerza una idea sin molestarse en verificar si aquello que se reproduce es cierto porque ya que estoy le doy al retuit y ya me lo dirán, que es más fácil. ¿Hasta el punto de creer que la tierra es plana? Pues chica, qué quieres que te diga. Internet está muy loco.

Internet como elemento básico para reforzar y afianzar la Teoría de la Tierra Plana

Mis sensaciones al acabar el libro han ido un poco hacia (autopubli) las nuevas religiones de internet sobre las que intentaba divagar en ¿Por qué nos hemos convertido en hooligans? . Pero también, he vuelto a sentir muy fuerte esa idea de la ironía de la que hablábamos ayer en la reseña de Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer, especialmente en el tema de los memes, un poco como mecanismo de defensa pero que luego se queda hostil y vacío, dejando al individuo en su propia jaula. Creo que ahora mismo nos encontramos en un momento histórico (¡FERRERAS!) muy tocho. Me explico. Por un lado, existe una gran cantidad de gente que siente que sabe todo acerca del mundo porque en cualquier momento puede buscar cualquier cosa en Google y el mundo entero está a golpe de clic… ¡Pero apenas salen de casa!

¡BRUJERÍA TECNOLÓGICA!

Por otro, esta falsa fantasía de internet en la que piensas que accedes a todo, te va metiendo en una burbuja muy cerrada creada por tus redes sociales (fuente primaria de información hoy en día), que van sugiriéndote seguir a gente en función de tus contactos y en definitiva, de tu manera de comportarte. Ahí está. Ya te han enjaulado en un entorno en el que te sientes cómodo y te dan la razón. Ahora sólo les falta agitar. Nota: nos encanta que nos refuercen nuestras ideas y nos aplaudan, esto es así. Sólo hay que ver cómo se arrastran los tuitstars. Y supongo que es por esta jaula en la que yo también estaré metida, que no tenía ni idea de que existía esta fuerte oleada de tierraplanismo (y mira que me va a mí una conspiración fina más que a Enrique de Vicente). Y es por todo esto también, por lo que supongo que hay gente que en 2017 ve factible y razonable creer que la tierra es plana ¿?

Yo esforzándome mucho en esto de la empatía.
Pero a ver, ¿de dónde has sacado este libro que te me vas por las ramas?

Pues mira, precisamente: del Twitter. Ahora no sabría volver a describir el camino ni cómo he llegado a él pero QUÉ FELICIDAD OYE. Qué me gusta a mí un buen ensayo. Me he reído de verdad, no como cuando pones jajajaja en el whatsapp pero en realidad estás más seria que Anna Wintour, reído de REÍRME A CARCAJADA LIMPIA. Pero también he sentido pánico, pensando que quizá la utopía de The Handmade’s Tale podría hacerse realidad y nosotros aquí perdiendo el tiempo mirando tutoriales de beauty bloggers (habla por ti, bonita). No en serio, está genial. Fácil de leer. Lleno llenísimo de datos y referencias a personajes históricos que merecen una película. Me siento fatal por habérmelo leído en un día porque creo seriamente que debería volverlo a leer, apuntar nombres y empezar a buscar. Está muy bien. Lo recomiendo muchísimo. Eso sí, tú no lo leas en un día, que no lo vas a disfrutar como se merece. Hay que digerirlo y pensarlo un poco. La verdad, no sé qué más tengo que decirte para que te lo leas. Y le pongo un 10/10. Porque sí, porque soy una bellísima terraglobista y mejor persona.

Podéis encontrar el libro en Amazon haciendo clic aquí.

Ayer leí Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer de Foster Wallace.

Mañana leeré Yerma de Federico García Lorca.

 

 

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *