Temptation Island, el summum de la miseria humana

Ya sabéis que en La Sarishe nos gusta más un reality que a un tonto el Candy Crush, y hoy quería hablar de mi (gran) descubrimiento de la semana: Temptation Island.

Temptation Island

Temptation Island es un reality que se emite en Canale 5 (Italia) cuya dinámica es la siguiente: 6 parejas heterosexuales en diferentes etapas de su relación monógama (lo de la monogamia es fundamental) están en crisis: bien porque ella es muy celosa, bien porque él es un putero, bien porque él no es lo suficientemente exitoso profesionalmente para ella, bien porque a ella se le está empezando a caer el culo, etc, etc, etc. Dadas las circunstancias, toman las riendas de su vida amorosa y juntos toman la decisión de entrar en Temptation Island, un programa en el que se les van a dividir por grupos (el grupo de las novias, el grupo de los novios) y ellas van a estar conviviendo durante 21 días con un grupo de 12 modelos de Calvin Klein que con menos de 30 años ya tienen 20 startups super exitosas en marcha y, en el caso de los chicos, con 12 modelos de Victoria’s Secret tan seguras de sí mismas que van a hacerles creer que con ellas no tendrían ningún problema porque BITCH I’M SICKENING. Ellos son las tentaciones con las que van a convivir y compartir noches de bohemia y de ilusión en una idílica zona de playa, en la cual el mayor problema surge de la inevitabilidad de tener que pedir a alguien que te ponga la crema en la espalda.

Temptation Island

PERO eso no es todo. Si bien una persona que tiene dudas acerca de su pareja puede llevar regular que ésta conviva con semejantes amenazas andantes, el programa se encarga de enseñarles vídeos editados de una manera MARAVILLOSAMENTE MALICIOSA acerca de lo que están haciendo en el otro lado sus parejas, para ver hasta dónde pueden llegar. ¿Tendrán la suficiente confianza en sus parejas para creer que eso es un montaje al más puro estilo Leni Riefenstahl? ¿Confiarán en sus parejas hasta el final y lo más importante: serán capaces de no ser devorados y devoradas por los celos y evitarán la clásica revancha reguetonera del “ahora te vas a enterar, me voy a frotar hasta con las piedras”? SPOILER ALERT: cause i got issues but you got’em too.

Dadas las circunstancias estaba ya LIVING con este reality en el cual hay mucha más política social antisistema y underground que en cualquier tertulia política o vídeo de Pepe Mujica viral de Spanish Revolution (a ver, que tampoco es difícil, ya sé). Admitámoslo: no hay nada más aburrido que un heterosexual. Es la realidad que nos ha tocado vivir. Entonces, ¿por qué mola Temptation Island? Porque es como si Miley Cyrus entrara con la Wrecking ball en [inserte cualquier película romántica horrible estilo Love Actually aquí]. El reality cumple con su función: meter miseria humana en la vida de 12 personas para ver si son capaces de darse cuenta de la de mierdecita que están supuestos a digerir por llevar una vida normativa a toda costa. Y como a los seres humanos nos ha dado en este siglo XXI por tener un pánico irracional al fracaso y ser siempre THE BEST PERSON YOU CAN BE por miedo a que cualquiera nos grabe y nos joda el LinkedIn, NECESITAMOS que otras personas lloren, la caguen, se arrastren y en definitiva se rebelen contra cualquier historia que podrías estar viviendo tú para ver en primera persona qué podría pasarte a ti si haces lo mismo (te lo digo yo: NADA. No te mueres.).

Por último, desde este insignificante blog, apostamos muy fuerte por el autoboicoteo vital como algo que nos ayuda no sólo a entendernos a nosotros mismos si no a entender en qué movida estamos metidos y sobre todo: cuánto tiempo pensamos aguantar aquí. Es un bien para los concursantes que sacrifican su dignidad en prime time (algo que no dejas de hacer tú cada sábado por la noche en cualquier bar/discoteca/esquina de tu barrio) y es un bien para nosotros que los vemos y quizá nos podemos ver reflejados en esa forzosa relación tóxica de libro y pensar: Ups, ¿de verdad quiero eso para mí?. En el reality gana la pareja que se mantiene fiel hasta el final pero para mí GANAN TODOS. ABSOLUTAMENTE.

*Podéis ver la versión italiana aquí: Temptation Island.

** Me comentaron por el pinganillo mientras comentaba el descubrimiento en Instagram que existía este mismo programa en España, y haciendo un poco de RESEARCH en Google he encontrado que se emitió en Antena 3 en 2002 con el nombre Confianza Ciega. Yo la verdá es que en 2002 era un poco teenager, pero firmaría una petición en Change.org para que llevaran esta maravilla a España OTRA VEZ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *