Azúcar quemado de Avni Doshi

Empecé a reconocer el caos de mi madre, a ver lo distintas que éramos. Sí, de vez en cuando yo goteaba igual que ella, pero siempre era capaz de volver a sellarme.

Azúcar quemado de Avni Doshi, editorial temas de hoy

Azúcar quemado narra el presente manchado por una vida de desprecio vivo entre una madre y una hija. Antara es artista, está casada con Dilip y está lidiando con la necesidad de cuidar de su madre, que padece esa enfermedad por la que se te van borrando trozos de memoria.

Me parece injusto que pueda quitarse el pasado de la cabeza mientras que yo la tengo a rebosar de pasado todo el tiempo. Yo lleno papeles, cajones, habitaciones enteras con registros, notas, pensamientos, mientras que a ella la mente se le nubla más cada día que pasa.

Azúcar quemado, Avni Doshi, editorial temas de hoy

Su forma de narrar es cautivadora. Avni Doshi se centra mucho en los aromas, especialmente en los hedores. He sentido muy especial su manera de incidir en según qué detalles de lo cotidiano, la capacidad que tiene para que la actitud de la protagonista invada un poco tu cuerpo. A veces, leer Azúcar quemado era como pasear sobre una alfombra cubierta de alfileres. El hastío punzante de Antara me ha afectado alguna que otra noche, empapando mis sueños en ácido.

Se aleja de mí como si algo le oliera mal. Puede que sea por mi alusión a que en los intestinos se encuentra la respuesta a nuestra pregunta, una profanación del dogma que él tanto valora. Los intelectuales franceses resoplaron cuando Bataille sugirió que era posible encontrar la iluminación en la mierda, o a Dios en una prostituta, y es probable que ahora los neurólogos prefieran preservar la pantalla que separa su campo del resto el cuerpo, la santidad de la barrera sangre-cerebro, porque no es posible que una mierda guarde relación con los misterios que buscan.

Azúcar quemado de Avni Doshi, editorial temas de hoy

Siento que las prioridades de Antara no tienen nada que ver con las mías, que nunca podremos empatizar porque tenemos vidas demasiado diferentes. Creo que si nos situasen a Antara y a mí frente a dos seres queridos colgando de un puente y se nos pidiera que eligiésemos a quien salvar, muy posiblemente Antara podría decir que ninguno, mientras yo arañaría con ansiedad la tierra para enterrarme viva. Una madre no siempre es una madre, pero una hija tampoco. Si bien siempre al leer novelas tan personales es evidente la conciencia de que asistimos a una parte de la historia, en este caso creo que Avni Doshi nos obliga a sentir los pensamientos realmente malvados que siente Antara, esos que de veras no se pueden compartir con nadie.

Mi madre y Reza salían a pasear cuando el sol no pegaba fuerte. A veces me dejaban acoplarme. Él llevaba pintura y carboncillo a todas partes, y lo mirábamos mientras escribía en paredes laterales de edificios, propiedades privadas. Dejaba poemas con aliteraciones sencillas. En su mayoría eran absurdos y a veces, divertidos. Después, yo acunaba las palabras en la lengua y las archivaba en mi mente.

Azúcar quemado, Avni Doshi, editorial temas de hoy

Azúcar quemado tiene 78.339 palabras y a mí me encantaría añadir solo una palabra más para que fuera una cifra redonda pero es imposible. En setentayochomiltrescientastreintaynuevepalabras no he sido capaz de encontrar un hueco. Leí una reseña de Azúcar quemado, ahora no recuerdo cual, que decía algo así como que era una novela perfecta, en la que no sobraba ninguna palabra. Si bien la historia en sí me ha distanciado emocionalmente y eso ha hecho que no lo disfrutara plenamente, es innegable el talento de Avni Doshi. En este libro he encontrado frases de tan solo 5 palabras que he tenido que leer varias veces porque no me podía creer que pudieran decir tanto con tan poco.

Finalmente, he de ser coherente y no puedo meter Azúcar quemado de Avni Doshi en la categoría !!!!!!! porque no ha sido un libro que me haya perseguido implorándome que lo leyera. Sin embargo, sí siento que debo ponerla dentro de Muy bien, porque estoy ansiosa por leer lo próximo de Avni Doshi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .